Blog- Teruel: Toros ensogados

02 Jun, 2022 | Destinos
Toros ensogados en Teruel

“Y se construyó Teruel donde se detuvo el toro, bajo la estrella, y eso era un buen presagio.”

Así, como dice la leyenda, el toro fue definitivo para la fundación  de la ciudad de Teruel  allá por el siglo XII. Otra hipótesis de la creación de Teruel, menos  poética pero más documentada, se refiere a un tiempo anterior y dice que los fenicios  subieron por el río Turia y al encontrar en esa región tantos toros la pusieron por nombre Teruel, y Turia al río. Monedas fenicias encontradas en la zona con figuras de toros dan más consistencia a esta versión.

Con estos antecedentes es normal que la historia de Teruel haya estado unida al toro y que en sus fiestas y celebraciones el toro haya sido pieza fundamental. En su plaza principal, un torico de bronce sobre una columna, es su monumento emblemático, y de hecho los turolenses se sienten en casa cuando ven a su torico.

Durante la fiesta del toro ensogado en Teruel se saca a un toro por las calles amarrado con dos cuerdas llamadas soga y baga. La primera llevará al toro sujeto para ayudar a los corredores a evitar sus envites y la segunda se soltará en algunos momentos para que el toro tenga más libertad.
Con el toro ensogado de Teruel ocurre como en otras disciplinas, los participantes no hacen correr al toro, sino que corren con él. Los 13 miembros en la soga, los 13 en la baga y los 3 corredores encargados de guiarlo, tienen un cariño tremendo a estos animales de 400 kilos.

La ceremonia del Toro Ensogado se puede ver en dos ocasiones cada año.

La primera será para la recreación de la historia de los amantes de Teruel en el mes de Febrero y es un regalo del recién casado que en medio de la celebración de su boda lo ofrece para diversión del pueblo. Salen a la calle desde los toriles hasta la Plaza del Torico donde se suelta la baga para que los más valientes hagan sus quites ante el toro, mientras Isabel, recién casada los sigue desde el balcón. Aun siendo más vistoso porque todos los participantes van vestidos con trajes de época, los mismos trajes, pesados y con largos faldones hacen que los corredores no se arriesguen tanto como les gustaría. Aun así es impresionante ver pasar a los enormes toros nobles siguiendo a los corredores hasta que sus guías deciden retirarlos

La segunda ocasión y la más antigua e importante es para la fiesta del Ángel  Custodio, patrón de la ciudad,  a primeros de Julio. En esta ocasión el lunes de vaquillas a las 5 de la mañana sale bravo el primer toro que recorrerá la ciudad pasando por todos sus monumentos, que es seguido por cientos de corredores que gastarán sus fuerzas haciendo quiebros a estos animales, que guiados y mimados por los sogueros llegarán a los toriles. A las 11 de la mañana unos pequeños  becerros saldrán para que los más pequeños aprendan los trucos de esa tradición que se pierde en el medievo.

En los últimos años se pueden conocer en Teruel otras modalidades de Toros ensogados que se practican en otros lugares de España. Pues hay un encuentro tradicional de toros ensogados que suele celebrarse en mayo o junio, Suelen llegar equipos de  Amposta (Tarragona), Chiva (Valencia), Lodosa (Navarra), Yuncos (Toledo), entre otros lugares donde aún se mantiene viva esa tradición, y el espectador puede descubrir que en cada uno de estos lugares el toro ensogado tiene sus características propias.

Vívelo