Blog- Portugal: Guimarães la cuna de Portugal

15 Jun, 2022 | Destinos


Portugal

Guimaraes, la cuna de Portugal

Si hay una ciudad portuguesa que ningún visitante amante de la cultura se puede perder, es la antigua ciudad de Guimaraes, bueno, excepto aquellos que tienen la sana costumbre de visitar varias veces un país, como pueden hacer los españoles con Portugal, e ir recorriendo poco a poco, lentamente y en profundidad, sus mejores monumentos históricos y espacios naturales.

Guimaraes es una de las más antiguas ciudades de Portugal, y de hecho es considerada la cuna donde nació el país. Eso es debido a que el Castillo de Guimaraes, corazón de la ciudad antigua, fue el lugar de nacimiento del rey Afonso Henrique y posteriormente sirvió como su corte real.
Tal vez esa sea la razón, o la cuidadosa conservación de su barrio medieval, lo que ha hecho a Guimaraes merecedora de ser considerada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El castillo fue muy reforzado durante el siglo XIII, y estas fortificaciones son las que se ven hoy en día. La combinación de monumentos medievales y ambientes que han mantenido la estructura de la ciudad según los antiguos cánones hacen de la visita a Guimaraes una experiencia inolvidable: su laberinto de calles empedradas y plazas encantadoras, bordeadas de edificios tradicionales y tiendas y cafeterías abiertas en los lugares estratégicos para permitir al viajero disfrutar de todos los encantos que la ciudad puede ofrecer.

Los portugueses consideran a Guimaraes como la cuna de su país.

Aquí nació el primer rey portugués (Afonso Henriques 1109- 1185) y fue la capital durante la lucha por su independencia. Esto ha hecho de Guimaraes una ciudad rica en historia medieval y en edificios con carácter asociados a esta época. En la ciudad se encuentra un magnífico monasterio gótico, un castillo fuertemente fortificado y un elegante palacio del siglo XV.

Guimarães es una maravilla, y dada su escasa distancia de Oporto, una de las ciudades portuguesas más de moda actualmente, nadie tiene un pretexto para no visitar Guimaraes, incluso sería recomendable realizar una excursión de un día visitando Braga por la mañana y Guimaraes por la tarde, y todavía habrá tiempo de llegar a cenar a Oporto.

Toda la ciudad es un conjunto continuo monumental, que va desde las alturas de la colina de Largo, al norte del barrio medieval, donde están situados el palacio Paco dos Duques y el Castelo de Guimarães, hasta las pintorescas calles que comunican con el corazón de la ciudad medieval.

En la zona alta se puede visitar también el convento de Santo Antonio y la Igreja de São Miguel, donde fue bautizado Afonso Henriques.

El Castelo de Guimaräes fue construido en el siglo X para defenderse de los moros. ES un edificio sobrio y bien conservado. Frente a él, El Paco dos Duques de Braganca, un imponente palacio del siglo XV que exhibe una fascinante colección de muebles y tapices del siglo XVII, nos habla de un refinamiento muy posterior.

El palacio fue ampliamente restaurado (y casi reconstruido) en la década de 1940, y probablemente sea hoy mucho más grande de lo que era originalmente.

Desde la zona alta, una serie de calles antiguas comunican con las dos plazas medievales más carismáticas de la ciudad: La Praca de São liago y el Largo da Oliveira.

Estas dos plazas contienen muchos de los edificios más antiguos de Guimarães, como la Igreja de Nos Senhora da Oliveira y la Antiga Cãmara Municipal, y es el lugar ideal para un almuerzo relajante o una copa de vino verde mientras se ve la tarde caer con la parsimonia que la propia ciudad contagia a todos

Guimaraes

Artículo publicado en la página de viajes y guías culturales en la que nosotros también colaboramos .

La colección de guías culturales es una rama de la editorial DANCING DRAGONS BOOKS
Si necesitas una guía esta es tu página

Viajes guías culturales

 

Nosotros te llevamos 👈